EL CARDENALITO Y SUS HÍBRIDOS

 

El Cardenalito de Venezuela es un pájaro que está presente en la mayoría de los criaderos de canarios con factor rojo debido a que mediante la hibridación con canarios de factor fortalecen las líneas de sus pájaros realzando más el rojo y consiguiendo una mayor oxidación en pico y patas, algo que es fundamental para los coloristas.

No obstante aunque la hibridación con el canario sea prácticamente la que utilizan todos los criadores, éste pequeño spinus ofrece todo un abanico de posibilidades en lo que se refiere a híbridos, que van desde el ya mencionado cruce de Cardenalito x Canaria al casi inviable cruce de Cardenalito x Camachuela común , y digo casi inviable por que según parece aunque el macho es capaz de fecundar a la hembra, la mayor parte de los embriones no llegan a desarrollarse, y los que consiguen nacer mueren a los pocos días de vida (pero estar seguros de que no cesaremos en el intento), bueno y sin dejar atrás el impresionante cruce de Cardenalito x Piquituerta y otros como Cardenalito x Jilguera, Cardenalito x Pardillo sizerín etc.…

 

Híbrido de cardenalito x jilguero

Bueno pues lo único que trato con esto es enseñar todos los cruces posibles de este maravilloso spinus, y que iré publicando a medida que los vaya efectuando, eso sí, con la colaboración de mi primo Javi y mi gran amigo Luis, que son criadores muy experimentados en la cría de Híbridos y Fauna Europea, habiendo conseguido ya espectaculares resultados con algunos de sus pájaros.

Como ya hemos dicho antes el Cardenalito de Venezuela es un pájaro que esta difundido prácticamente por todo el mundo y que todos conocemos, por lo que no vamos a entrar en detalles de su morfología, hábitat natural o dimorfismo sexual (ya lo haremos en un articulo dedicado a la cría en pureza y no en este de hibridación) pero si quiero hacer un apunte de la alimentación que les proporciono a mis Cardenalitos, porque pienso que una buena alimentación es la pieza clave para que los spinus gocen de buena salud. A lo largo de los años he visto y he probado muchas mezclas para mis pájaros pero tras grandes charlas con mi buen amigo Valentín me he decidido por la siguiente:

 

- 40 partes de alpiste canadiense (de la variedad más pequeña)

- 40 partes de perilla blanca.

- 10 partes de negrillo.

- 10 partes de semillas silvestres.

Aparte en una bizcochera les suministro 1 vez por semana:

- Pipas negras (la variedad más pequeña)

- Lechuga blanca

- Chia semilla sudamericana muy apreciada por todos los spinus (salvia- Hispánica salvia-Colubariae) de alto valor proteico y rica en Omega 3 y Omega 6 y es un buen regulador del intestino.

- Grit mineral a su libre disposición

 

Plantas silvestres (diente de león, bolsa de pastor, ortigas, pamplinas…) estas plantas además de depurativas y muy ricas en fibras y vitaminas son muy apetecibles para todos los spinus, eso sí, a la hora de recolectar esta clase de plantas silvestres hay que evitar cogerlas de parques y jardines, ya que están expuestas a fumigaciones y excrementos de perros, lo suyo es cogerlas en el campo y alejadas de los caminos por donde discurran tractores, coches o cualquier tipo de vehículo de tracción mecánica que puedan contaminarlas, y seleccionaremos las más frescas y las de tamaño medio, dado que algunas plantas cuando mas grande es la hoja mas indigesta es para nuestros pajarillos (es el caso de la ortiga).

También proporcionaremos a nuestros pájaros frutas y verduras como: Endivias, brócoli, manzana…. Todas ellas debidamente desinfectadas.

ALOJAMIENTO

El cardenalito es un pájaro que se ha adaptado perfectamente a la vida en cautividad por lo que puede criar perfectamente en jaulas de 80x40x40, pero al igual que las cardenalitas no suelen tener problemas en anidar en este tipo de jaulas, si suelen ser reacias a emparejarse con machos que no sean de su misma especie, por lo que casi siempre utilizo el macho de cardenalito para las hibridaciones dado que es un pájaro muy ardiente y no suele tener problemas a la hora de fecundar a hembras de diferente especie.

En la actualidad dispongo de 2 criaderos individuales:

- Uno de 3m x 3m provisto de luz natural ayudada por un sistema de luz artificial para iluminar las zonas más sombrías, el cual está conectado a un programador que efectúa la función de alba/ocaso digitalmente y es muy preciso. En este criadero tengo una zona de batería de jaulas de 1m, para la cría de cardenalitos y otros spinus en pureza, y otra zona con baterías de 1,20m para las hibridaciones, todas estas cerradas por arriba y por los laterales dejando a la vista solamente el frontal. También dispongo de un radiador de aceite para evitar que el frío invernal haga mella en mis pajaros, e intento que la temperatura no baje de los 8ºC. Dispongo de un pequeño fregadero para limpiar y desinfectar correctamente jaulas y accesorios, y como no un buen sistema de ventilación para mantener un ambiente limpio y ventilado sin ningún tipo de corrientes de aire.

- El otro criadero consiste en 11 voladeras individuales unidas entre si, las medidas de cada voladera son 1.80 de fondo x 1.00 de ancho x 2.50 de altura. Estas voladeras están al aire libre por lo que no cuentan con ningún sistema de luz ni de calefacción, pero eso sí, todas están fabricadas con materiales de fácil limpieza y desinfección, y todas ellas cuentan con un desagüe independiente para limpiarlas con agua caliente a presión. Estas voladeras están diseñadas para cruzar los cardenalitos con especies que requieran mas espacio para el anidamiento, como piquituertos, camachuelos etc.….

PREPARACIÓN PARA LA CRÍA

Al disponer de dos criaderos diferentes, uno climatizado y otro a la intemperie, tengo por así decir dos ciclos diferentes de reproducción, mientras que en el local empiezo a echar las parejas a finales de Enero, en las voladeras no las junto hasta primeros de Mayo, no obstante mi preparación y mi sistema de cría son iguales para ambos criaderos, variando simplemente el periodo de tiempo.

Bien, dicho esto, yo suelo empezar a preparar a los pájaros aproximadamente un mes antes de la reproducción, y consiste en:

 

•  5 días seguidos un complejo vitamínico a base de vitamina E

•  5 días de descanso.

•  5 días seguidos Vitamina B

•  5 días seguidos Vitamina E

•  Gradualmente les añadiremos una mezcla mas alta en proteínas a nuestros pájaros

•  También en una bizcochera pequeña les añadiremos semillas germinadas, que empezaremos dándoselas 2 veces a la semana, hasta llegar a dárselas todos los días, eso cerciorándonos que las semillas estén limpias y exentas de moho, por lo que utilizaremos semillas de alta calidad (Germinables prácticamente el 100%) un buen antimicótico y un buen desinfectante de verduras.

•  Plantas silvestres como el diente de león, ortiga o bolsa de pastor, unas 3 veces a la semana

•  También se les puede ofrecer una pasta de cría de las tantas que venden en los comercios, pero no he obtenido muy buenos resultados, puesto que no he conseguido ninguna que les hiciera mucha gracia a mis cardenalitos, así que me he decidido por la famosa “FRITTATA” que tanto usan los italianos consiguiendo resultados sorprendentes

 

•  También se les puede ofrecer proteínas de origen animal como, gusanos de la

harina, huevos de hormiga, pulgones, larvas de tenebrio etc.…

LOS REPRODUCTORES

Para tener mas probabilidades de éxito tendremos que seleccionar cuidadosamente a los reproductores, cerciorándonos que estos muestren síntomas de una fabulosa salud y buena forma física, descartando pájaros que no se encuentren bien al 100% o que hayan tenido una muda complicada.

También haremos una selección en lo que se refiere al fenotipo, teniendo en cuenta el tamaño del pájaro, proporciones, color del plumaje, cantidad de plumaje, definición e intensidad de este.

 

 

Viendo a esta cardenalita podemos observar claramente una línea de macho, por el rojo tan marcado y tan expandido que tiene en el pecho y en la rabadilla, cosa que tendremos que tener en cuenta a la hora de aparearla.

También realizaremos una inspección ocular de uñas y picos, por si fuera necesario cortar o limar.

Y como no realizar una selección en cuanto al comportamiento de las hembras se refiere, utilizando solo las más dóciles, y que estén bien adaptadas a la vida en cautividad, desechando las más nerviosas, o las que se estresen con facilidad, puesto que estas últimas solo nos darán problemas tales como:

- Nidos sin terminar

- Huevos claros

- Abandono de los huevos o de los polluelos al menor síntoma de sentirse amenazada

- No aparearse con el macho por sentir falta de espacio, provocando serias peleas y estrés

- Incluso que no se ponga en celo debido al estrés acumulado.

Una vez efectuada la selección procuro que las parejas pasen el invierno juntos, o al menos que se estén viendo el uno al otro sin que vean a ningún otro pájaro, en el caso de las voladeras, si una pareja funciona no las separo en todo el año, aunque esto a veces retarde un poco el periodo de celo.

El cardenalito es un pájaro muy fogoso, y si está previamente acostumbrado a la presencia de la hembra con la que le hibridaremos, no suele tener ningún problema en fecundarla.

LA CRÍA

Una vez que tengo los pájaros preparados para la cría debidamente encelados y con las horas de luz adecuadas (para los cardenalitos es necesario alrededor de 14 horas de luz) llega la hora de juntar las parejas.

Como ya hemos dicho el Cardenalito es muy sensible a los cambios bruscos de comida, por lo que he tenido varios problemas a la hora de juntarlos con especies muy diferentes a la suya, y que disponen de una mezcla totalmente diferente, con los problemas que trae esto, tanto para el Cardenalito como para el otro pájaro, es el caso del cruce de Cardenalito x Jilguera, por que la mezcla del Cardenalito es muy rica en perilla ,y cuando juntaba las parejas, las Jilgueras se cebaban a base de perilla, produciéndolas serios problemas intestinales y la inflamación del hígado, llevando al traste la temporada de cría. Entonces pensé en hacer una mezcla genérica para todos los pájaros, pero no funcionó, debido a la gran variedad de pájaros que se requiere para la hibridación, y es que resulta casi imposible alimentar de la misma manera a

CARDENALITOS, PIQUITUERTOS, CAMACHUELOS, JILGUEROS, LÚGANOS, PARDILLO COMÚN, LÚGANOS DE YARREL, SIZERINES, CANARIO AZUFRADO, VERDERÓN DEL HIMALAYA, etc

 

 

Observamos aquí mezcla de semillas de esta piquituerta a base de semillas grandes como los piñones, que nada tiene que ver con la alimentación de los cardenalitos, por lo que parece difícil configurar una mezcla igual para ambos pájaros

Por que pienso que cada pájaro tiene sus necesidades, entonces lo que hago es poner a la pareja en un jalón de cría de 120cm para que pasen todo el invierno viéndose pero separados con una rejilla para que cada uno disponga de su alimentación individualizada, y a la hora de juntarlos usaremos al Cardenalito solo para pisar a la hembra, juntándolos unas cuatro veces al día, durante una hora mas o menos cada periodo, y quitarles los comederos durante esos periodos, así tendrán tiempo de copular sin los inconvenientes de las diferentes mixturas (ya se que es algo trabajoso y requiere tiempo pero da buenos resultados)

Pollo de Cardenalito x jilguera con 1 día de vida

 

EL JAULÓN DE CRÍA

Los jaulones de cría que utilizo son los de 120 cm cerrados por los lados y por arriba dejando solo a la vista la parte frontal de la jaula, utilizo nidos interiores camuflados con plantas artificiales para dar más seguridad a las hembras a la hora de anidar, los comederos también son interiores, porque los cardenalitos son muy propensos a sufrir accidentes con los comederos exteriores. Trabajé mucho tiempo con los bebederos de bola, que son mucho más higiénicos, pero me han dado más de un susto, por lo que he vuelto a los bebederos convencionales.

Bueno pues esto es más o menos la gestión de mi modesto criadero en lo que se refiere a la hibridación de mis Cardenalitos, no obstante, como ya he dicho iré publicando artículos independientes de cada cruce, entrando más en profundidad en lo que se refiere a la puesta, incubación, alimentación de la nidada, destete, muda y preparación para los concursos, y haber si entre todos fomentamos esa afición tan desinteresada (en lo que al tema económico se refiere) y sacrificada como es la Hibridación, pero créanme es la más gratificante, no solo por la dificultad que conlleva el tema de la hibridación, también porque el hibridista se vuelve ambicioso, sabiendo que cuanto más difícil sea el cruce y más cueste conseguirlo más gratificantes serán los resultados, llegando a realizar cruces que a primera vista nos parecerían imposibles ,si no quien nos iba a decir que el cruce entre un cardenalito de Venezuela (carduelis cucullata) y una piquituerta (loxia curvirostra) iba a ser factible ,que aun siendo de la misma familia nada tienen que ver sus costumbres ,su alimentación , siendo el mayor obstáculo la diferencia de tamaño que existe entre las dos especies, teniendo que emplear como macho al Cardenalito que más talla tenga frente a una piquituerta lo más corta de talla posible, nunca juntando a un macho de piquituerto con una hembra de Cardenalito, porque aunque llegara a fecundarla (cosa muy improbable debido a la diferencia de peso y talla) probablemente el embrión nunca llegará a desarrollarse por el tamaño del huevo de la cardenalita.

 

Juan Francisco Plaza Jerez

C.N AR-18 / Z-93